publicidad
  22/07/2020

Telefónica Tech, de la mano de Google Cloud

Podría argumentarse que si no cuajó antes fue por omnipotencia de ambas  partes. Lo cierto es que operadores de telecomunicaciones por un lado y proveedores de servicios cloud por otro, tardaron años en hacer buenas migas. Al principio, pensaban los telcos que sus recursos serían suficientes para montarse en ese negocio emergente “en la nube». O quizás desconfiaran de las intenciones que se atribuían a Google y Amazon. Estos se sentían tan seguros de su modelo de negocio que no creían necesitar más colaboración que el arriendo de las redes de aquéllos. Estas actitudes han cambiado radicalmente, de lo que da fe el acuerdo anunciado en las últimas semanas por Telefónica Tech y Google Cloud.

Isaac Hernández

publicidad

El pasado mayo, Hugo de los Santos, responsable del negocio cloud en la nueva filial de Telefónica, declaraba a este blog: “tenemos que ser conscientes de cuál es el espacio que podemos ocupar y también de cómo nos ven esos gigantes. Somos una telco, lo que significa que tenemos unas cuantas virtudes que podemos aportar a los  hyperscalers en terrenos en los que ellos no están ni pretenden estar. Dicho de otro modo: zapatero a tus zapatos.

No lo hubiera dicho hace cuatro o cinco años un directivo de Telefónica ni, seguramente, uno de Vodafone, Verizon o Telecom Italia, que tienen acuerdos con Google Cloud. Igualmente improbable habría sido por esas fechas escuchar de Isaac Hernández, director de Google Cloud en España, que “Telefónica es uno de los mejores socios que podríamos tener en todo el  mundo”.

EL acuerdo, según el comunicado recibido, es “una alianza global que va a impulsar la digitalización de las empresas y las administraciones no sólo en España sino en todos los países donde opera el grupo Telefónica”. Este añade que así refuerza aún más su estrategia multicloud.

Google Cloud implantará en Madrid una ´región` de su infraestructura – poco después de haber inaugurado otra, la más próxima, en París – que constará de tres centros de datos. Uno de estos se construirá en un solar contiguo al que Telefónica instaló en 2013 en las afueras de Alcalá de Henares y que el año pasado vendió al fondo inversor Asterion. Será una operación triangular por la que el propietario del nuevo edificio será Asterion pero Telefónica Tech actuará como “casero” a efectos de arrendarlo a Google, que se encargará de equiparlo. Los otros dos ocuparán instalaciones de terceros, en régimen de co-location, distantes a menos de 20 kilómetros del de Alcalá para cumplir con el requisito de baja latencia.

En conversación con este blog, Hernández hizo notar que la creación de una región en Madrid responde al criterio de cumplimiento del RGPD, pero nada impide que mientras se construye y equipa, los clientes puedan confiar sus cargas a la de París. “Hay un factor subjetivo por el que ciertos clientes pueden preferir una u otra ubicación, pero en general tenemos observado que a la mayoría de nuestros clientes les resulta indiferente que estén en Madrid o en otra región europea”. Sin decirlo, el subtexto de este comentario es que la localización en servidores locales podría tener relevancia para las Administraciones Públicas.

Por su lado, Hugo de los Santos confirma que dos de los tres grandes proveedores de cloud pública han llegado a acuerdos para explotar estas prestaciones en España de la mano de Telefónica. “Nuestra propuesta de valor es precisamente que el cliente encuentre en nuestro catálogo no sólo las mejores soluciones disponibles sino también acompañarle ofreciendo los mejores servicios profesionales”. Con anterioridad ya se había adelantado otro acuerdo, en este caso con Microsoft, relacionado con la intención de instalar un datacenter de Azure. No es el caso de AWS, el más importante del mercado – “con el que tenemos las mejores relaciones”, aclara de los Santos – que no ha buscado socio local para instalar su próximo centro de datos en Zaragoza.

El segundo pilar del acuerdo es el uso interno por parte de Telefónica de funcionalidades de la nube pública de Google para sus aplicaciones y dar servicio a clientes propios. Por último, se incluye un contrato por dos años para la comercialización conjunta en los principales mercados donde opera Telefónica y en los que existen infraestructuras de Google Cloud. La expectativa de ambas partes es generar más negocio de nube híbrida, del que se pueden esperar una rentabilidad superior a las de una prestación de infraestructura como servicio.

En opinión de Isaac Hernández, este acuerdo – cree necesario insistir en su carácter global – resulta especialmente fértil para abordar conjuntamente una oferta de edge computing. La capilaridad de la red de Telefónica “facilita que ciertas aplicaciones y sus datos residan en el sitio correcto”.  Por otra parte, advierte que si bien no hay un método único de Google en la relación con los telcos, este sector es uno de los seis verticales preferentes anunciados por esta rama de la compañía. Además de Verizon – que ha anunciado la adopción de las tecnologías de IA de Google para su centro de llamadas – hace notar el acuerdo global con el grupo Vodafone y, ya en España, deja caer que MasMóvil también hace uso intensivo de la plataforma Google Cloud.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons