publicidad
  19/01/2015

19Ene

Hoy toca escribir sobre Intel, que el jueves a última hora presentó sus resultados. Record, proclama la diligente nota de prensa. Bien, ahora veamos los matices, que de ellos está hecho el cuadro.

Hace ahora un año, un objetivo de Intel era estabilizar las consecuencias del declive en las ventas de PC; esperaba que los ingresos bajaran algunos puntos y el beneficio operativo fuera plano en el mejor de los casos, y renovaba su confianza en Windows 8. Cómo no alegrarse ahora, cuando sus directivos pueden decir que, al final del ejercicio, los ingresos del PC Client Group crecieron un 4% y el beneficio operativo un 25%. Sólo que ahora depositan su confianza en Windows 10.

Hace ahora un año, Intel aspiraba a capitalizar el auge esperado de cloud y big data asentando su dominio de sus chips en el mercado de servidores, fijándose como objetivo de su Data Center Group que el incremento del beneficio operativo fuera algo inferior al 5% y aproximadamente igual en los ingresos. No sólo cumplió el objetivo, sino que se excedió en ambos parámetros: 18% y 31% respectivamente.

Hace un año, Brian Krzanich, CEO de la compañía, confiaba en que podría enderezar las cuentas del Mobile and Communications Group, pero en esto ha fallado: las pérdidas de 2014 han sido superiores a las de 2013. Para ser justos, hay que añadir que los ingresos fueron peores, pero ganó cuota de mercado: había prometido 40 millones de chips para tabletas y vendió 46 millones. Bueno, no hay tanto misterio: una parte de las pérdidas se deben a que subvenciona a ciertos fabricantes para que utilicen sus chips en lugar de los de arquitectura ARM.

Hace un año, Internet de las cosas era un segmento nuevo para Intel, y al cierre de 2014 los ingresos de esa rama pequeña ascendían a 2.000 millones de dólares. Confesó Renée James, número dos de la compañía, en un encuentro de prensa en Las Vegas, que es un negocio en el que quiere estar desde el principio, evitando el grave error cometido cuando se dejó pasar la ola de los móviles.

¿Qué se espera de 2015 en cada uno de estos tres campos? El mercado de PC se ha estabilizado, si por tal se entiende un declive de ´sólo` el 2,4% en los despachos contabilizados por IDC. En la presentación de resultados, Krzanich comentó que el mercado se revigoriza, pero se curó en salud añadiendo que Intel puede crecer aunque las ventas de PC no crezcan (que es lo ocurrido en el cuarto trimestre). En el mercado de servidores, el dominio de Intel se ha afianzado: pese a sus esfuerzos, AMD no consigue llegar siquiera al 10%, mientras la amenaza latente de ARM sigue siendo… pues eso, latente.

Estas dos divisiones concentran bastante más de la mitad del negocio de Intel, ese es precisamente el problema. Para 2015, Krzanich ha cambiado el tono de su compromiso con los accionistas: “mejorar la rentabilidad” de la división de móviles, que puede traducirse como “reducción sensible” de las pérdidas. Muchas esperanzas ha puesto el CEO en los dos acuerdos firmados con dos compañías chinas, Rockchip y Spreadtrum, para que estas implementen una versión de baja gama de SoFIA (un chip que integra procesador de aplicaciones y banda base en el mismo silicio) con el que confía en matar dos pájaros de un tiro: atrapar el mercado chino y detener el crecimiento de Qualcomm.

Los planes de Intel en Internet de las cosas han dado mucho que hablar en la reciente feria CES de Las Vegas y bien que merecen una crónica propia. No dejaré para otro día una breve nota acerca de las inversiones de capital de Intel, asunto tanto o más revelador que otros: en 2014 sumaron 10.562 millones de dólares (en proporción del 18,8% con los ingresos totales) y en 2015 no deberían crecer, según el CFO Stacy Smith. La explicación de Smith a quienes suponían que aumentarían, es que el precio medio de los equipos está bajando, y los rendimientos que obtienen las fábricas de la compañía suben. Como colofón, diré que 12 de 14 analistas que siguen de cerca la marcha de Intel opinan que 2015 será un año mejor que 2014. Aunque, claro, con matices.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons