publicidad
  22/02/2019

El punto de mira de Cisco está ´anywhere`

Los centros de datos han dejado el centro. En esta era del cloud y del edge, los datos y las aplicaciones residen cada vez menos en el núcleo corporativo y cada vez más en ubicaciones múltiples, locales o remotas. Más de doce años después de acuñarse la metáfora del cloud, es evidente  que su influencia ha transformado todos los modelos de operación de las TI, incluso en organizaciones poco predispuestas a la migración. Sin embargo, el abuso del concepto multicloud  lleva a que sirva para un roto o para un descosido. Por esto importa que el hilo conductor de CiscoLive Europe 2019 se resuma en esta premisa: lo que define al datacenter es dónde están los datos, no dónde están los sistemas.

David Goeckeler

Es “la nueva Cisco”, gustan decir los próximos al CEO Chuck Robbins. Pero esta vez Robbins no viajó a Barcelona; en su lugar, ante una audiencia que llenaba el auditorio de la Fira, compareció David Goeckeler, VP ejecutivo de Cisco y director general de su negocio de redes y seguridad. Se puso apodíctico al afirmar que el volumen de datos generados extramuros seguirá creciendo exponencialmente. Por si no se le hubiera entendido, recalcó que “[en realidad] la información no se está moviendo hacia la nube; se está expandiendo hacia y desde la nube”.

Los responsables de TI en las organizaciones llevan tiempo afrontando el dilema de mantener el centro de datos en su propia sede, dotándolo de herramientas que proporcionen la seguridad y consistencia que requieren sus datos o bien ir migrando hacia una o más nubes, inicialmente con capacidades y usos diferenciados. Ahora, sostiene Cisco, se puede elegir el proveedor cloud más adecuado para aumentar la velocidad y agilidad de mover los datos entre ambos entornos.

Para facilitar esa descentralización, Cisco ha presentado una extensión de su arquitectura de red basada en software, ACI (Application Centric Infrastructure), hasta ahora existente on-premise, para darle soporte en las nubes de  AWS y Azure. Está próximo el anuncio de soporte para Google Cloud, unida a Cisco por un acuerdo de colaboración

Esta propuesta, que denomina ACI Anywhere, se complementa con una infraestructura hiperconvergente, Hyperflex Anywhere, para gestionar ubicaciones remotas – ejemplo: tiendas de una cadena – almacenando y procesando los datos en una red única [previamente había separación entre las redes de computación y de almacenamiento]. El tercer componente del anuncio es una suite con la función de simplificar y automatizar la gestión de múltiples nubes – estará disponible a mediados de año – para la que curiosamente sí recupera la noción de centro: se llama CloudCentre. Esta suite adopta la tecnología de contenedores, con el propósito de simplificar el despliegue instantáneo de cargas de trabajo entre distintos proveedores cloud.

Goeckeler y sus colegas dedicaron tiempo a promover su visión de Internet de las Cosas: “la conversación en IoT gira en torno a su impacto en el negocio; empieza con la conectividad segura como fundamento de todo despliegue y con ella gana escala y flexibilidad”. Este es el papel de IBN, red basada en la intención (o en un español menos rebuscado, ´red intuitiva`), de que fuera presentada el verano pasado.

Se trata de capturar las necesidades de las redes periféricas, donde están los sensores IoT e integrarlas en la política global de networking del cliente y de forma automatizada. De esta forma se simplifica el despliegue a mayor escala de los sensores, se propende al diseño modular y flexible de la plataforma y, naturalmente, se refuerza la seguridad.

No cabe duda de que IoT tiene un gran potencial no explotado, pero sólo – dijo Goeckeler – si se toman las decisiones de negocio correctas. Cada organización tiene sus requerimientos específicos y necesita una infraestructura que crezca paulatinamente. Con este fin, Cisco anunció una nueva familia de routers industriales para redes IoT, así como una serie de herramientas de desarrollo, guías de diseño y acuerdos con partners especializados, entre los que se encuentran Siemens y Rockwell Automation.

Cisco no está sola en su visión de hacia dónde va el datacenter y a priori no difiere demasiado de sus competidores en cuanto al futuro de IoT. En noviembre, el CEO de HPE, Antonio Neri, anunció en Madrid un programa de inversiones de 4.000 millones de dólares para construir lo que la compañía llama Intelligent Edge, apoyándose en su filial Aruba Networks. Por su parte, Dell EMC ha introducido gateways que pueden agregar y analizar datos generados en el borde de la red.

En cuanto a VMware, participada por Dell pero con una estrategia singular, ha elaborado una estrategia de networking que unifica datacenter, sucursales y cloud, sin disimular que es una iniciativa dirigida a competir con Cisco. Otro adversario de esta es Arista Networks, que recientemente adquirió la empresa Mojo para retar a su némesis en el negocio de las redes de campus. De todo esto ¡y no sólo de 5G, por suerte! se hablará la semana próxima en el Mobile World Congress.

[informe de Lluís Alonso]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons