publicidad
  14/03/2012

Revulsivo para un mercado que flaquea

Para el lanzamiento de su nueva familia de procesadores Xeon E5-2600, Intel ha hecho menos ruido que el que hiciera en marzo de 2010, fecha del anuncio de la generación anterior, Xeon 5600. Y no es que la novedad sea menos importante, sino más bien al contrario: los nuevos chips nacen para satisfacer la demanda de unos centros de datos que incorporan la virtualización y evolución hacia ´la nube`. Y aparecen en un momento en el que podrían revitalizar un mercado alicaído y cambiante. En las siguientes 48 horas, tres fabricantes de primera línea se apresuraron a anunciar sus servidores basados en esta nueva generación de servidores: HP, IBM y Dell, a los que se unirá muy pronto el resto del pelotón.

Los centros de datos que incorporen servidores con estos chips, podrán desplegar más máquinas virtuales por servidor, y esto permitirá que las máquinas x86 respondan a cargas de trabajo más exigentes. La nueva serie, basada en la microarquitectura Sandy Bridge, incorpora hasta ocho núcleos y – según documentación del fabricante – eleva en un 80% el rendimiento de su predecesora, con mayor eficiencia energética y ampliación del ancho de banda de I/O.

En este contexto, HP se había preparado para anunciar siete servidores Proliant Gen8 – en formatos rack, blade y torre – con un argumento económico convincente: “en un centro de datos típico de unos 1.000 m2, se gasta una media de 24 millones de dólares en un período de tres años, en operaciones manuales para dar soporte a los servidores”. La tecnología de sensores que incorporan los nuevos modelos de HP promete eliminar esas operaciones manuales, recortar el coste de las fases de inactividad y triplicar la productividad de los administradores. Además, está el ahorro de energía.

Para HP, esta apuesta ha agudizado la imaginación nominativa. La operación actual, bautizada Proyecto Voyager, es la tercera de un plan de transformación de su oferta de servidores. En noviembre, ya anunció el proyecto Moonshot, diseño de máquinas de bajo consumo para computación extrema, y al poco presentaba el Proyecto Discovery, para misión crítica. Nombres aparte, las noticias llegan en buen momento, porque el mercado mundial de servidores muestra signos de flaqueza desde el tercer trimestre de 2011.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

Según el último informe de IDC, en el cuarto trimestre los despachos aumentaron un 2% (2,2 millones de unidades en total), y para el conjunto del año acumulan un 4,2% de incremento. Pero, en valor, que al final es lo que importa, han tenido el primer retroceso en dos años, declinando un 7,2% en el Q4, aunque al cierre del año aumentarom el 5,8%. Es la primera vez desde la caída de 2009, en que las tres categorías [de volumen, gama media y gama alta] en el esquema de IDC, descienden.

“Este mercado está a punto de volver a los niveles de gasto anteriores a la recesión, pero creemos que empezará a mejorar en la segunda mitad de 2012, con la renovación de productos que se producirá en los próximos meses”, sentencian los autores del informe.

IBM mantiene el primer puesto en el ranking mundial de servidores (ver gráfico), pero es significativo que en el conjunto del año sus ingresos subieran un 7,3% mientras que en el cuarto trimestre cayeron un 7,6%. El caso de HP, número dos, es todavía peor: descendió un 0,6% en 2011, y nada menos que un 16,2% en el último cuarto del año. Mejor le han ido las cosas a Dell, que cerró el período con un 10% de aumento en valor. Para Oracle y Fujitsu, 2011 ha ido de más a menos.

Es interesante que, como anticipación del lanzamiento de los nuevos procesadores de Intel, los servidores de arquitectura x86 – que representan el 64,1% del gasto total – han declinado rápidamente. Esto no ha impedido que HP mantenga el liderazgo de la categoría, con una cuota del 33,3%, seguida de Dell e IBM. La erosión del mercado de servidores Unix continúa, según los datos publicados por IDC.

Pinchar imagen

Pinchar imagen

En la región EMEA, aunque condicionada por la situación económica de la Unión Europea, el mercado de servidores creció en 2011 un 3,4%,  hasta 14.300 millones de dólares. IDC destaca que la arquitectura x86 ha ganado peso en el total por duodécimo trimestre consecutivo, y pronostica que la tendencia va a continuar, pese a que bajan de precio mientras los segundos, los  no x86, tienden a subir. La renovación de la oferta que acaba de iniciarse, beneficiará a los x86, al menos en unidades vendidas.

En el ranking general de EMEA, las posiciones no se han movido, pero HP tendía a estancarse mientras IBM y Dell avanzaban. Las víctimas en la región han sido Oracle y Fujitsu.

¿Qué depara 2012 a este mercado? Según Beatriz Valle, analista de IDC, la perspectiva en Europa Occidental no es tan mala como podría temerse: las organizaciones de banca, servicios financieros y el sector público, así como las grandes empresas – que postergaron sus compras de hardware durante la recesión de 2009 – apuntan una actitud distinta, que se verá favorecida por los nuevos lanzamientos. Si así fuera, Intel habría llegado justo a tiempo. Queda una incógnita por desvelar: ¿qué prepara AMD para replicar a la jugada de su adversario de toda la vida?


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons