publicidad
  9/05/2016

Steve Zivanic

VP de Sistemas de Almacenamiento y Cloud de Oracle

A priori, si se hiciera una encuesta con respuestas espontáneas, muy pocos dirían que Oracle es un competidor en el mercado de almacenamiento. También es cierto que el ranking de este mercado está pidiendo a gritos una revisión, como consecuencia de fenómenos parecidos a los observados en su vecindad, los servidores: cloud y flash se llaman los más importantes. Esto explica que en la conversación con Steve Zivanic ocupara más espacio la estrategia cloud de Oracle, a la que quedan subordinadas las innovaciones del hardware. Sus prestaciones sirven de puente entre el datacenter y la nube pública (la de Oracle); esta filosofía impregnó la extensa charla, comprimida en beneficio del lector.

Steve Zivanic

Steve Zivanic

En ningún momento usó Zivanic el adjetivo híbrida. Pero la visión que transmite abarca varios servicios que pueden basarse en cabinas clásicas, appliances o preferentemente en los sistemas que Oracle llama de ingeniería conjunta, su familia Exadata, y que pueden ser desplegados tanto on premise como en cloud: incluyen backup de la base de datos, almacenamiento de objetos y archivado, todos ofrecidos como servicio en Oracle Cloud. La compañía pretende que la consideración de sus clientes deje de mirar el coste por gigabyte para enfocarse en la versatilidad de gestión de los datos: el colapso competitivo de los precios en la nube hace que el segundo rasgo sea el factor de diferenciación para Oracle.

Uno de los hallazgos de la entrevista es la vehemencia empleada por Zivanic en la crítica a los proveedores tradicionales de equipos de almacenamiento por haber despertado tarde a la realidad del cloud computing, actitud que les lleva – según él – a poner a sus clientes al alcance de la seducción de Amazon. Por el contrario – lo ha dicho Larry Ellison a menudo – Oracle considera que su mayor gran adversario es Amazon Web Services. Como ocurre con casi cualquier entrevistado últimamente, Zivanic sintió la necesidad de pronunciarse sobre la próxima fusión entre Dell y EMC.

Para abrir boca: ¿cuál ha sido la contribución de la compra de Sun a la estrategia de Oracle en el mercado de almacenamiento?

Ha tenido una influencia estratégica en varios sentidos. El hardware que adquirimos de Sun forma la base de nuestros sistemas de ingeniería conjunta. Si nos remontamos al momento de la compra, enero de 2010, no había mucha gente que pensara en la nube. Actualmente, el hardware de Oracle está alineado con el modelo cloud […] En el último trimestre cerrado, Oracle ingresó 735 millones por servicios cloud, prestados sobre hardware propio. Los clientes de Oracle pueden comprar nuestro hardware para sus operaciones on-premise o comprar servicios en la nube basados exactamente en el mismo hardware. Quiero hacerle notar que en este mercado no encontrará usted a las compañías que tradicionalmente han vendido hardware de almacenamiento, como EMC, Dell, HP, Hitachi o NetApp. Ninguna de ellas puede competir con Oracle, y esto se lo debemos, retrospectivamente, en parte a Sun.

Ha nombrado a las cinco primeras del ranking de almacenamiento según IDC […] Pero Oracle no aparece en ese ranking.

Porque no competimos en el mismo plano. Hace tres años esas compañías representaban el 82% del mercado de almacenamiento; hoy no superan el 66%, y probablemente será menos cuando IDC actualice los datos.

[…] no ha sido porque Oracle ocupara su lugar.

Ha sido a causa del cloud, y es ahí donde Oracle entra en la ecuación competitiva, no entre hardware contra hardware. Somos la única compañía TI que tiene a la vez hardware de almacenamiento y a la vez una sólida oferta de servicios cloud, cuyo ritmo anual equivale a 2.000 millones de dólares de facturación. Las estadísticas de IDC son muy claras: el gasto on-premise de las empresa baja y el gasto en cloud sube.

Un competidor relevante, ha dicho. Entonces, ¿la estrategia de Oracle en almacenamiento se puede resumir como ´cloud first`?

Dentro de un par de años, cualquiera que se describa en LinkedIn como “vendedor de hardware”, será visto como un perfil anticuado, y quien se anuncie como “vendedor de servicios cloud” tendrá por delante una perspectiva profesional. Sí, la estrategia de Oracle es cloud first, pero ofrecemos a los clientes la opción de sólo cloud o una combinación variable entre cloud y on-premise […] Por eso tenemos la oferta más versátil del mercado. ¿Qué tienen en común las empresas que he nombrado? Ninguna tiene nada que ofrecer en el mercado cloud. Si EMC se hubiera decidido hace cinco años por tener una estrategia cloud, ahora no tendría necesidad de que la compre Dell, que por cierto tampoco tiene una estrategia cloud. Si quiere, hablemos de NetApp. Tom Georgens, su CEO hasta hace poco, ha sido muy claro al afirmar “el cloud se está comiendo nuestro modelo de negocio”.

Empiezo a entender por qué usted ha pasado de ser VP de Sistemas de Almacenamiento a ser VP de Almacenamiento y Cloud […]

Es que el flujo de los ingresos de esta industria está cambiando de dirección con gran rapidez, y los vendedores de cabinas de almacenamiento se encuentran con que su mercado se achica sin remedio, sin que ellos tengan todavía respuesta. O, mejor dicho, sólo tienen una: que sus clientes se busquen la vida con Amazon. Por nuestra parte, nos vemos como un competidor de Amazon, y no contribuir a que su negocio crezca por inhibición nuestra.

¿Qué propone Oracle a esos clientes de esos competidores en concreto?

La diferencia fundamental entre ellos y nosotros es que nuestra propuesta consiste en eliminar el agobio que para muchos usuarios puede significar mover sus cargas a la nube y jugarse a todo o nada. Somos versátiles.

¿Cómo marca Oracle sus distancias con respecto a AWS?

Nos diferenciamos de AWS en un par de cosas fundamentales. La primera es que nuestro cliente tiene visibilidad completa de extremo a extremo, de lo que tiene on-premise y de lo que tiene en la nube. La segunda es el precio: cuando lanzamos el servicio cloud, lo fijamos en 1/10 de centavo de dólar por gigabyte y por mes; en ese momento, la tarifa de AWS era de un centavo, pero casi seguidamente la bajó a 1/7 de centavos, sin llegar a igualar nuestra oferta, y ningún otro proveedor cloud la ha igualado. Yo diría que esto nos lleva otra vez a su pregunta inicial: ¿de qué ha servido la compra de Sun? De ahí viene la integración vertical: desde el chip hasta el disco y del disco a la nube. La ventaja para el cliente es que no está obligado a comprarlo todo. Y nuestra ventaja es que no tenemos que esperar a ningún suministrador de componentes: en nuestra nube pública, desde el procesador hasta la aplicación, todo es de Oracle.

Es evidente que el mercado ha cambiado: las estadísticas de IDC dicen que las máquinas que Oracle llama de ingeniería conjunta están dejando paso a infraestructuras convergentes (o hiperconvergentes, si lo prefiere) ¿Cómo define usted este nuevo espacio?

Desde el punto de vista de los sistemás físicos, para los fabricantes que esgrimen una oferta la hiperconvergente, esta se reduce básicamente a una promesa, ´funcionamos perfectamente con VMware`. Esto vale para Nutanix, VCE o Simplivity, es lo que tienen en común, funcionar bien con VMware.

A la hora de la verdad, habrá que escoger entre on-premise y cloud, y la coexistencia sería una fase.

Eso lo vemos el problema desde una doble perspectiva. Una, on-premise, en la que si el cliente quiere un sistema integrado, nosotros hacemos el trabajo más duro, la integración, para que no tenga que hacerlo él; a ese mismo cliente, otros vendedores le dirán ´tú sólo tienes que comprar mi software, y montar tu propio sistema`… Nosotros no hacemos eso.

Hay varias líneas abiertas en el mercado. ¿Cuál sería la dominante en hardware? ¿Appliances ad hoc o máquinas convergentes?

Hay mercado para los dos enfoques. Nosotros también tenemos sistemas convergentes… y haré un aparte para decir que Nutanix o Simplivity tienen una perspectiva limitada. Oracle tiene su appliance Zero Data Loss Recovery: computación, almacenamiento, networking…Corre nuestra base de datos, porque su función es recuperar una base de datos en cualquier momento pasado.

Esa es la línea que sigue Oracle, ¿cuál es la del mercado?

Usted lo ha dicho: el mercado va en dos direcciones: 1) los sistemas de ingeniería conjunta como los de Oracle y 2 los sistemas stand alone. Mire lo que está pasando con las propuestas de ´todo flash`? Se venden porque la gente quiere acceso a múltiples aplicaciones, múltiples sistemas operativos, una SAN única… pero también hay clientes que, dependiendo de la filosofía de cada uno, quieren consolidarlo todo… y compran Exadata.

La cuenta de resultados no permite distinguir cuál es la contribución del almacenamiento al negocio de Oracle. ¿Qué puede decir al respecto?

Obviamente, el almacenamiento es una línea de negocio para Oracle, con una fuerza de ventas específica y una organización que la respalda. Dave Donatelli [antiguo vicepresidente de EMC y de HP] se unió el año pasado a Oracle para ponerse a cargo de la estrategia infraestructura convergente, y nuestros productos de almacenamiento forman parte de ese stack. De modo que cuando nuestra cuenta de resultados incorpora el hardware, el almacenamiento es una línea de negocio. Lo importante es que los clientes de nuestros productos de almacenamiento vean que han sido desarrollados para la nube y estarán preparados cuando ellos, los clientes, estén preparados.

¿Cuál es la actitud de los clientes?

Al preguntarle si tienen planes para la nube en cinco años, prácticamente todos dirán que sí, que la usarán en mayor o menor medida. No es una respuesta vaga, sino que esos directivos puede llegar en cualquier momento a la conclusión, antes de cinco años, de que ha llegado la hora de revisar su infraestructura y migrar a la nube.

Con lo que ha dicho de sus competidores, Oracle no tendrá muchos amigos en la industria. En mi opinión, no sólo ha reforzado enemistades sino que se ha privado de antiguos aliados. ¿Es aceptado por sus clientes?

Si observa lo que está pasando en la industria, todo el mundo trata de construir su propio stack, y todo el mundo le dirá que funciona de maravilla con la base de datos de Oracle. Pero no estamos en los años 90. cuando se compraba almacenamiento a EMC, base de datos a Oracle, routers a Cisco, servidores a Sun, etcétera. ¿Qué ha pasado desde entonces? Que cada uno ha tratado de construir su propio stack. La diferencia es que nosotros ya tenemos nuestro propio stack.

Ha sido muy severo con la fusión entre EMC y Dell. ¿Ve en ella una oportunidad para Oracle? Otros vendedores lo creen así… para ellos.

Sin duda es una oportunidad, y le diré por qué. Como en cualquier fusión de esa envergadura, tendrán que decidir qué productos conservar, qué eliminar de su oferta. No es imaginable que se mantenga un catálogo con VMAX, VNX, Xtreme IO, Isilon, Data Domain [por parte de EMC] y EquaLogic y Compellent [por parte de Dell]. Solamente son productos de almacenamiento, y no estaría financieramente justificado que todos siguieran vivos. Por tanto, hay una fuente de confusión para los clientes, muchos de los cuales no saben a qué atenerse con sus proyectos. La otra razón por la que vemos una oportunidad para Oracle es que los demás vendedores no son una verdadera alternativa.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons