publicidad
  18/04/2011

Mango, el futuro de Windows Phone

Sin confirmación oficial por parte de Microsoft, en septiembre habrá una nueva versión del sistema operativo Windows Phone, al que provisionalmente se ha dado el refrescante apodo de Mango. El anuncio (salvo la fecha) se hizo oficial la semana pasada en Las Vegas, durante la conferencia MX11 de desarrolladores. La capacidad multitarea será el rasgo más notorio para los usuarios, junto con la integración de Internet Explorer 9, pero como la audiencia de la conferencia estaba formada por programadores, Microsoft les prometió que a partir de mayo tendrán acceso a un kit de desarrollo con las nuevas funciones para crear aplicaciones revolucionarias – o al menos diferentes – sobre la tecnología de sensores de movimiento que la compañía ha desarrollado para su exitoso interfaz Kinect.

Algunas de las características de lo que hoy se conoce como Mango (y mañana, tal vez, como Windows Phone 8, es sólo una conjetura), se vieron fugazmente en febrero en el Mobile World Congress de Barcelona, pero las expectativas se rompieron por una insólita comedia de errores en torno a la actualización parcial del sistema operativo, primero prometida para febrero, luego para marzo y, en la práctica, todavía no disponible. Microsoft dice haber “aprendido muchas lecciones de esa experiencia”

Mango no será una actualización sino un salto adelante, una nueva versión del sistema operativo. Con ella, los desarrolladores podrán construir aplicaciones que aprovechen las mejoras de hardware – se supone que pactadas con los fabricantes afines – de la próxima generación de smartphones de la estirpe Windows, que lanzarán HTC, LG y Samsung, a los que en su momento se sumará Nokia. Sobre esas novedades de hardware, Joe Belfiore, vicepresidente de Microsoft a cargo del programa Windows Phone, no dijo nada específico.

La presencia de Nokia entre los ponentes de la conferencia, añadió una pizca de interés, pero nulo contenido. Sin embargo, parece evidente que la experiencia de la compañía finlandesa será muy útil en cuestiones como la mensajería multimedia y los usos de la cartografía aportada por su filial Navteq. No hay fecha para un Windows Phone con la marca Nokia, pero mucho tendría que correr para que sea este año.

A propósito de carreras: los primeros Windows Phone 7 están en el mercado desde el último cuarto de 2010, lo que significa que su segunda generación nacería en el plazo de un año, inusual para Microsoft, que así confirma su decisión de pasar a la ofensiva, a pesar de las menos que discretas ventas iniciales. La incorporación de Nokia – que, a diferencia de los otros fabricantes citados, no forma parte del club Android – a la familia, puede darle un ímpetu que hasta ahora no ha tenido. La experiencia negativa de Symbian, notoriamente incapaz de seguir el paso de la innovación, puede que haya pesado algo en esta aceleración.

Por esto, la preocupación principal de Microsoft en este momento es atraer desarrolladores. Su balance no es brillante: 13.000 aplicaciones – número que crece, lógicamente – y 1.500 API “para el desarrollo de nuevas experiencias”, según Belfiore. Unos 38.000 programadores se han registrado para descargar herramientas de desarrollo.

Para cuando la próxima encarnación de Windows Phone esté disponible – si se confirma la fecha oficiosa de septiembre – los desarrolladores que trabajan con Apple ya conocerán el nuevo iOS (se anunciará en junio), y hay razones para pensar que Google trasladará muchos rasgos de Honeycomb a una nueva versión de Android para smartphones. Esto, sin olvidar la capacidad competitiva de HP con su sistema WebOS. Microsoft tendrá que trabajar duro para que Mango alcance a tiempo su sazón.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons