publicidad
  19/03/2020

Matt Watts

Chief Technology Officer de NetApp, EMEA

NetApp ha cumplido veinte años de vida. Su trayectoria ilustra lo que una corriente en las escuelas de negocios se enseña como ´el dilema del emprendedor`: hacer evolucionar su espacio en el mercado a la vez que se defiende el estatus adquirido. NetApp fue creada para diseñar y fabricar hardware de almacenamiento de datos, pero en cierto momento decidió que debía mutar de piel para ayudar a sus clientes a gestionar, proteger y mover los datos almacenados en sus sistemas. Un momento de reflexión existencial llegó con la tecnología flash, sustituta de los discos rotatorios. De esa adaptación da testimonio el entrevistado de esta semana, Matt Watts, CTO de la compañía para la región EMEA.

Matt Watts

Flash ha servido para sacar de más de un apuro a una clientela que quería modernizar su infraestructura pasada sin por ello dar un salto en el vacío; “seguimos mejorando nuestra plataforma flash, que creemos es la que mejor se integra con cualquier de los servicios cloud disponibles”, dijo Watts en un momento de la conversación, un día en el que todavía se podían hacer entrevistas cara a cara, aunque el ruido en el hotel Hilton fuera insoportable.

Hoy, la estrategia de NetApp se define (y desde luego no es la única) como “cloud first” y esto lleva a introducir en la charla el papel de Data Fabric, una arquitectura de software diseñada para mover datos – cada vez más voluminosos y cada vez más críticos – entre un centro de datos corporativo y uno o varios servicios en la nube. Esa transformación ha sido un factor para que la compañía encajara la disminución natural de la demanda de almacenamiento on-premise, que ha sido su fortaleza históricamente. En los próximos días, cerrará su año fiscal, del que espera  – o esperaba  antes del impacto del coronavirus – un descenso del 10% en sus ingresos. Pero este no era tema del encuentro con Watts.

A veinte años de su fundación, NetApp mantiene vivo su papel como proveedor de sistemas de almacenamiento, pero con un discurso que se ha desplazado hacia el cloud como eje de su modelo de negocio. No es una excepción en el sector, desde luego  […]

He entrado en mi decimoquinto año como empleado de NetApp, por lo que soy testigo de esa transición. Recuerdo que en determinado momento empezamos a vernos y a presentarnos como una compañía de data management, pero cuando haces esto siempre habrá alguien que lo niegue, entre otras cosas porque hay otras compañías que se declaran con la misma etiqueta. Por esto creo que la verdadera inflexión en la historia de NetApp fue el lanzamiento de Data Fabric: nos ha permitido ser lo que somos, una compañía de servicios de datos en la nube hibrida. Esta sería, si me permite, la definición con la que nos sentimos más cómodos, ya que subraya aquello que nos diferencia en el mercado.

A estas alturas se puede decir que todo lo que suena a cloud se ha ´comoditizado`. Pero aferrarse a este cliché no está libre de riesgos.

Sinceramente, no creo que nos agarremos a un cliché. Desde nuestra perspectiva, la actividad de NetApp se distingue por tres focos. El primero es un caudal de clientes que siguen y seguirán modernizando sus infraestructuras, lo que para nosotros implica mejorar continuamente la que creemos es la plataforma all-flash más avanzada del mercado y que puede integrarse perfectamente con el modelo cloud; por lo tanto tenemos la oportunidad de seguir creciendo entre aquellas empresas que necesitan modernizar la gestión de sus datos y sus aplicaciones. En segundo lugar, dedicamos mucho esfuerzo a tecnologías de nueva generación, como la hiperconvergencia o las plataformas objeto, que en nuestra opinión serán la base sobre la que se sostendrán las nubes privadas del futuro.

¿Cuál es el tercer foco?

Ah, sí, el que probablemente inspiraba su pregunta: estamos llevando esas capacidades de gestión de datos en cloud al interior del espacio de las tres grandes plataformas del mercado: AWS, Azure y Google Cloud.

[…] estaba pensando en Cloud Volume y en su versión para Google Cloud

Es un servicio completamente gestionado, cloud-native, para cargas en producción sobre esa plataforma. El acuerdo tiene matices propios, pero no difiere del que está disponible sobre AWS. No así Azure, porque NetApp y Microsoft han desarrollado otra solución conjunta.

Gracias por la precisión. No vendría mal una explicación de Cloud Volume […]

De acuerdo. Cloud Volume es una versión virtual de nuestros dispositivos de almacenamiento, concebida para funcionar dentro de plataformas cloud. Al principio, para atender ciertos casos de uso, como disaster recovery, pero después anunciamos Cloud Volume Service como servicio gestionado. Su importancia reside en que es una oportunidad de evitar que algunas compañías, dejándose llevar por la corriente, pudieran estar construyendo nuevos silos de datos, tras haber dedicado varios años a desmontar los que tenían. Estos nuevos silos, a diferencia de los anteriores, no serán reconocibles por el hardware que los contiene sino por su correspondencia con uno u otro proveedor de cloud.

¿Se evitaría ese riesgo con Data Fabric?

Lo que hace Data Fabric es facilitar las herramientas y las tecnologías que permiten a las empresas manejar sus entornos, con independencia de que sean legacy o una nube privada o un servicio prestado por alguno de los grandes proveedores cloud. En todos los casos con la misma experiencia para el cliente. Cualquier nube, con una experiencia única, rasgo al que añadimos la flexibilidad de requerimientos que por su naturaleza son híbridos. El cliente puede irse a Azure pero al mismo tiempo encontrar sentido a trabajar con Google Cloud por alguna razón muy suya […] De pronto, el entorno multicloud se vuelve mucho más simple.

Pero cloud híbrida y multicloud son susceptibles de varios ´sabores`´, como los helados. ¿Cuál prefiere NetApp?

Tratamos de seguir las mismas líneas que la industria. Podría decirse que nos gusta el chocolate tanto como la fresa [risas] pero sería más honesto aclarar que tenemos una cantidad de tecnologías on-premise en las que tratamos de inyectar capacidades cloud. Lo típico sería volcar los datos en la nube o replicarlos para tener preparada la respuesta en caso desastre […] pero va más allá. Para mi gusto, el concepto de cloud híbrida se podría traducir como ´toma lo que tienes y llévalo a la nube en modo servicio para mejorarlo con nuevas capacidades`. En multicloud, la clave está en ganar independencia con la posibilidad de montar un servicio sobre AWS que en un momento dado pueda mover a otro proveedor cloud, llámese  Azure o Google Cloud Platform. ¿Confiere un grado de libertad y capacidad para hacerlo? Esta es la razón por la que a menudo hablamos de multicloud híbrido; mucha gente quisiera obtener las dos cosas en una.

Supongo que la definición dependerá mucho de dónde venga cada uno. ¿En qué medida la que ha dicho está influido por los orígenes de NetApp?

[…] Nuestra historia debería influir en el sentido de que, viniendo de la tecnología on-premise, nos hemos acercado al modelo cloud con una mentalidad híbrida. Sin embargo, NetApp no es la NetApp original, tras  una serie de adquisiciones como SolidFire,  por ejemplo, que ha sido una palanca de esta estrategia. Otras, en las que tal vez se ha reparado menos, nos han permitido montar nuestra plataforma de servicio NetApp Kubernetes, de manera que estamos en condiciones de crear un entorno Kubernetes con una serie de hemos incorporado en los últimos años. Es justo decir que nuestro catálogo se ha transformado profundamente para trabajar en la nube, pero que mucho de ello se lo debemos al acierto de la política de adquisiciones.

A todo esto, ¿cuál es el rol que corresponde a Data Fabric y cuál debería ser en el futuro?

Cuando George [Kurian, CEO de NetApp] anunció que Data Fabric sería el eje central de la estrategia de la compañía, iluminó un faro para que los diferentes grupos dentro de la compañía tuvieran señalada la trayectoria a seguir. Necesitábamos construir un portfolio de tecnologías, aplicaciones y servicios para que los clientes crearan sus propios ´tejidos` de datos. Hemos llegado a ese punto en el que comprendemos las necesidades de los clientes y les facilitamos los elementos precisos para que se hagan cargo de esa tarea. ¿A qué se parecerá Data Fabric en el futuro? Yo diría que seguirá creciendo con más y más servicios. Empezamos con los puntos de datos, para que se pudiera almacenarlos y gestionarlos en diferentes sitios, on-premise o en cloud, pero cuando habíamos conectado esos puntos, pasamos a preguntamos si seríamos capaces de replicarlos… y cómo podríamos protegerlos mejor. Por consiguiente, hemos avanzado anunciando que los clientes podrán saber en tiempo real quién tiene acceso a sus datos dentro de Data Fabric, avisar de cualquier comportamiento anormal o sospechoso. Por ejemplo, en ese contenido de los datos que se mueve a un proveedor cloud, ¿hay alguna exposición que pudiera violar el RGPD? Podemos trabajar juntos, el cliente y NetApp, podemos proveer la adecuada protección a los datos y alcanzar un alto nivel de cumplimiento de la norma.

¿Cuál ha sido la reacción de los clientes ante ese planteamiento?

Obviamente no puedo darle cifras, pero le diré que el contexto es interesante. Las empresas empiezan a tener claro a dónde ir, dónde dar prioridad a sus inversiones. En nuestra conferencia Insights de Las Vegas, en noviembre, me tocó moderar una sesión, concurridísima, en la que presenté un conjunto de tecnologías en las que estamos trabajando. Y cuando pedí a la audiencia que votaran cuál les había interesado más, la más votada, casi por unanimidad, fue la demo de algo que llamamos Fabric Orchestrator, que como su nombre indica es una herramienta de orquestación. Por ahí van los intereses de los clientes y creo que refleja una reacción muy positiva.

Ya que menciona Insights, quería preguntarle por Keystone. ¿Cómo hay que interpretar la entrada de NetApp en el mercado de servicios y la diferencia con otras propuestas?

Cuando pienso en Data Fabric en los términos anteriores, en puntos de datos conectados que pueden estar on-premise o en un proveedor cloud, con una capa de servicios por encima, el modelo Keystone de pago por consumo adquiere todo su sentido. Podemos concebir que un cliente puede consumir recursos dentro de Data Fabric y luego escalar o dar marcha atrás según cambien sus requerimientos. Esta posibilidad viene a redondear mi respuesta anterior. Estar en condiciones de proponer un modelo simple y consistente de consumo es muy importante para NetApp, un gran paso. Por ahora estamos en los balbuceos, ya veremos cómo reaccionan los usuarios.

Habida cuenta de que su papel es de estratega tecnológico, es la persona idónea para preguntarle por la automatización y la orquestación, dos nociones de las que se habla mucho, no sé si demasiado, como las claves de las T.I. modernas […] NetApp habla de ellas, también sus competidores.

Lo que nos proponemos es ayudar a las compañías a montar su propia Data Fabric, que incluya todos los puntos de datos que estén en distintos entornos, ¿vale? Sabemos que no podemos dar respuesta a todas las cuestiones, por lo que estamos empeñados en que Data Fabric pueda manejarse a través de API. Esto es lo que estamos haciendo con partners como Service Now y otros.

[…] No me ha respondido, usted perdone

Tiene razón en que se habla mucho de orquestación y automatización, y no creo que sea demasiado. Para nosotros tiene mucho sentido, en lo que  tiene que ver con la capa de datos o con esa combinación de híbrido y multicloud de la que hablábamos. Lo que esto implica es que hay cantidad de cosas que podríamos hacer y que desbordan el corto y medio plazo. Me importa insistir en que la estrategia de NetApp aspira a reforzar el papel de nuestros partners y del canal y que esta es nuestra visión del papel que van a jugar las API.

Olvidemos por un momento el cuadrante de Gartner. ¿Cuál es el lugar de NetApp en el mercado de hiperconvergencia?

Creo que Gartner ha reconocido que estamos en un plano diferente, una razón por la que ha creado la categoría de HCI desagregado, en la que creo somos el único vendedor. Es, como digo, un reconocimiento del hecho de que hemos logrado escalar la computación con independencia de nuestra condición de vendedores de almacenamiento. Pero no se corresponde con exactitud a la definición estándar de HCI, por eso han creado una categoría separada. En mi opinión, si se suman todos los factores, hemos hecho mucho en términos de simplicidad y escala, lo que nos sitúa en un espacio donde muy pocos podrían competir con NetApp

Muchos de sus competidores, por no decir todos, han tomado posiciones en el mercado de la ciberseguridad, lo que en el campo de NetApp está íntimamente ligado a la protección de los datos. ¿Por qué no hablan del asunto tanto como otros?

No me atrevería a decir si hablamos mucho o poco, más o menos que los competidores. Pero le puedo asegurar que hay áreas en las que ofrecemos muchísimo en materia de ciberseguridad; una de ellas, obviamente, es la protección de datos. Ofrecer a las empresas una protección reforzada en cualquier punto de datos dentro de Data Fabric es importante para NetApp. La capacidad de entender quién accede a qué datos es algo que estamos poniendo a disposición de nuestros clientes. Pero también se trata de entender qué tipo de datos están se están moviendo en distintas ubicaciones y exponiéndose a algún riesgo. Hemos hecho un enorme trabajo sobre encriptación en ese contexto específico. Pero, nuevamente tengo que insistir en que tenemos una vigorosa red de partners con experiencia en ese dominio, así que no dejamos desguarnecidos a los clientes. En absoluto.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2020 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons