publicidad
  12/08/2020

Telefónica y HPE Aruba, aliadas en el edge

Dice mucho que las partes colaboraran un año en el diseño de este servicio. Es el caso de flexSITE, que han anunciado Telefónica de España y la filial de HPE Aruba. Se trata de un servicio de conectividad gestionada que, con tecnología de la compañía californiana, podrá ejecutarse desde la nube de la operadora española. Según el anuncio, se dirige a priori a más de 20.000 empresas privadas y órganos de las AAPP en España. Algo de estas intenciones pudo intuirse cuando, el pasado mayo, José Tormo, director general de HPE Aruba para el Sur de Europa, adelantaba a este blog que su compañía estaba proponiendo a “ciertas operadoras” la posibilidad de comercializar sus productos edge en modo servicio.

publicidad

Durante la rueda de prensa online de presentación de flexSite, Tormo retomó aquel argumento: 2020 – dijo – inicia realmente la década del edge computing. Se apoyó para ello en una estimación de la consultora IDC: “hasta 2022 se multiplicará por diez el número de dispositivos propios de usuarios y de IoT conectados, pasando de los 5.000 millones actuales a 55.000 millones”. No es, por cierto, la primera vez que IDC formula tal pronóstico, cuyo plazo se va ajustando según la evolución del mercado.

Tormo advirtió de la necesidad de estar preparados para gestionar estos volúmenes. A lo que con entusiasmo asentía – aunque a distancia – Andrés López Hédoire, director de marketing de productos para empresa de Telefónica de España.

El punto de partida presenta claroscuros. Las organizaciones destinatarias de esta oferta se enfrentan a cuatro retos, en la enumeración de Tormo. El primero es la abrumadora existencia de silos en las redes empresariales, entornos en los que LAN, WAN, WiFi y los accesos remotos caminan por separado, hasta el extremo de que suelen administrarse con plataformas de gestión y personal diferentes. A lo que se suma, según el directivo, la falta de automatización y de visibilidad: “cerca del 18% de las operaciones están automatizadas [lo que significa que el 82% son manuales] con lo que hay riesgo de errores humanos que pueden inducir a caídas de servicio de esas redes” repercutiendo negativamente en el negocio.

El aumento de las amenazas de seguridad es otro factor fundamental: “se ha calculado que cinco minutos después de conectar un dispositivo IoT ya puede ser atacado por primera vez”. Como es fácil colegir, el cuarto reto es presupuestario. Lo que, conjugando todo, compone una casilla de salida para la introducción de estas tecnologías. Sin embargo, el modelo de servicio alienta la esperanza en los promotores de flexSITE

López Hédoire asegura que “uno de los aspectos que hemos tenido más en cuenta al apostar por Aruba ha sido la seguridad”. El concepto Zero Trust de esta compañía propiedad de Hewlett Packard Enterprise permite que con flexSITE se pueda controlar los accesos en función de diferentes perfiles, no sólo de usuarios sino también de dispositivos o incluso de procesos.

El directivo de Telefónica sostuvo durante la presentación que “no todas las conexiones WiFi son iguales; en función del usuario y del dispositivo de acceso se deben establecer protocolos de seguridad específicos para cada uso”. El nuevo servicio contempla la posibilidad de contar con un control de tráfico capaz de detectar dispositivos no autorizados.

En los últimos tiempos, desde la reorganización de noviembre, Telefónica multiplica sus alianzas con socios especializados que pueden aportarle ventajas y permitirle ganar tiempo en llegar al objetivo. Una de esas iniciativas ha sido el acuerdo de su nueva rama Telefónica Tech con Google Cloud. Ahora toca a HPE Aruba y apenas pasa el verano se conocerán otras iniciativas.

En el caso de que ahora se trata, el hecho de que flexSITE se ejecute en la nube de Telefónica aporta un plus de seguridad, señaló López Hédoire. Pese a que consideró poco probable que las organizaciones recorten en sus presupuestos de TI las partidas destinadas a la seguridad, también advirtió que la explosión del teletrabajo en los últimos meses ha incrementado las brechas explotables por la ciberdelincuencia.

A lo que Tormo apuntó: “Con las conexiones WiFi existentes en los hogares de los teletrabajadores, muchas de ellas no previstas para usos profesionales, se plantean problemas que flexSITE viene a solucionar, ya que proporciona el mismo nivel de seguridad que se tiene en la sede de la empresa”.

Sin embargo, la seguridad no es el único valor por el que Telefónica dice haberse decantado por la iniciativa de HPE Aruba. “También es relevante la gestión: podemos gestionar y vigilar el rendimiento de una conexión, en definitiva el comportamiento de una red, desde cualquier sitio e incluso podemos integrarlo con otras aplicaciones”, subrayó López Hédoire.

A juzgar por lo dicho por este directivo, el encaje de flexSITE con el resto de la oferta de Telefónica a las empresas parece no tener fisuras. Se integra con flexiWAN, con otros servicios IoT y con servicios avanzados de big data y de inteligencia artificial, “ofreciendo una solución coherente de extremo a extremo”. Esta arquitectura unificada de switching y de redes inalámbricas viene dada – precisó Tormo – por Aruba Central, que es la plataforma cloud ´customizada` para la ocasión, que ha evolucionado hacia Aruba ESP (Edge Services Platform) su nueva arquitectura de servicios de red con IA incorporada. Esta, a la vez que automatiza, prevé errores que se puedan producir y aconseja mejoras en el rendimiento de las redes.

A su vez, el portavoz de Telefónica destacó otro punto: los clientes de flexSITE obtienen “una visibilidad completa del rendimiento de su red y de todas las aplicaciones, cuáles se están utilizando en cada momento y cómo se están utilizando, para decidir qué ajustes se necesitan”.

Aunque las primeras referencias corresponden a la banca y seguros, el propio López Hédoire extendió su target a escala multisectorial y pareció sugerir una cierta querencia por el sector público, que tras la experiencia de la pandemia tendrá que replanteará cuanto antes sus esquemas de red, para lo que probablemente no le van a escatimar recursos.

Conviene matizar, a estas alturas, que el tamaño idóneo para aprovechar al máximo este servicio cloud parte de una mediana empresa, encajando muy bien en aquellas que cuenta con espacios distribuidos, ya sea por la pluralidad de sedes – incluidos todos los accesos remotos – o por que se caracterizan por superficies abiertas al público. Sectores como retail, sanidad y restauración fueron citados en la conversación como candidatos a las ventajas de flexSITE.

Porque no se trata sólo de gestionar, automatizar y homogenizar una o varias redes, sino de explotar la cantidad de información que estas generan en el edge. A propósito, Tormo indicó que “los dispositivos en el edge van a generar el 75% de los datos que se produzcan en el mundo y que van a tener que procesarse en tiempo real para la toma de decisiones de negocio”. El nuevo servicio que comercializará Telefónica posibilita su análisis; tanto que López Hédoire afirmó: “estar en condiciones de  configurar redes WiFi para invitados o visitantes, de modo seguro y personalizado, aporta mucho valor al conocimiento del comportamiento de cada usuario”. Por ejemplo: horarios de conexión, cuándo regresa, qué aplicaciones utiliza, etc son informaciones que, se trate de un cliente o de un teletrabajador, será enriquecedora para diseñar estrategias empresariales”.

En otro plano, la alianza estratégica con Telefónica da un nuevo empujón a HPE Aruba, que ve cómo se consolida su visión de everything-as-a-service. Tormo avanzó que cuanto más gasto de T.I. se haga en el modo servicio, las empresas tendrán más holgura para liberar recursos y centrarse en mejorar sus objetivos de negocio. Con el modelo de consumo acordado, los dos socios se encaminan en esa dirección.

[informe de David Bollero]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons