publicidad
  4/03/2015

4Mar

Una vez más, la imagen más publicada del Mobile World Congress ha sido una foto de Mark Zuckerberg. El año pasado el fundador de Facebook se ganó las portadas gracias a la compra de WhatsApp , y las de 2015 con una frase: “si Internet funciona es porque hay unos operadores […] y que la única forma de ir más allá de sus límites es involucrándolos”.

Me parece por lo menos prematura la conclusión publicada de que con esa frase Zuckerberg ha dado un giro apaciguador en sus relaciones con los operadores. Pero es un hecho que ya ha convencido a tres – Telenor, Millicon y Airtel – con activos en los seis países de Asia, América Latina y África donde ha lanzado Internet.org, un proyecto de largo alcance y elevado coste con el que pretende extender el alcance de la web a las zonas desfavorecidas del planeta a las que no llega por razones geográficas, técnicas o económicas. Esos tres operadores han accedido a dar a sus clientes de esos seis países acceso gratuito a la aplicación desarrollada por Facebook que permite una navegación por contenidos básicos de interés local o comunitario.

En otro párrafo de su intervención, Zuckerberg aludió a la fábula de la bella y la bestia: Facebook ha desempeñado hasta ahora el papel de bestia, pero ha llegado el momento – dijo – de que “la bestia se humanice”.

Ayer por la mañana tuve ocasión de participar de un encuentro con Chris Daniels y Javier Oliván, a quienes Zuckerberg ha confiado la dirección del proyecto Internet.org. Ya tocará escribir una crónica de este briefing, pero me quedó clarísimo que para alcanzar la dimensión que Zuckerberg desea dar a su idea, en número de países y de usuarios potenciales, resulta indispensable contar con la complicidad de los operadores.

Esta expresión de buena voluntad no evitó que el CEO de Telenor y actual presidente de la GSMA, Jon Fredrik Baksaas, reprochara en público a Zuckerberg por la compra de WhatsApp – que, de hecho, no podría sostenerse si no fuera por Facebook – ha destruido el negocio de mensajería de los operadores. Más tibio, el CEO de Airtel reconoció que Facebook ha sido un factor por el que su compañía ha reclutado más usuarios en África.

El primer día del MWC2015 se caracterizó también por un tono conciliador que no era habitual en las intervenciones de Google ante esta audiencia. En lugar de la agresividad que suele gastar Eric Schmidt en estas ocasiones, la compañía bajó el listón y envió a su director de asuntos públicos, Theo Bertram, con una rama de olivo. El CEO de Telefónica, César Alierta, secundado por su colega de Deutsche Telekom, Tim Hottges, repitieron el argumento de que la regulación europea debe marcar unas reglas de juego que preserven la equidad entre operadores y over-the-top. No hay que olvidar que Google tiene una delicada papeleta en sus relaciones con la Comisión Europea.

El más conciliador entre los directivos europeos ha sido Stéphane Richard, CEO de Orange, quien el lunes volvió a reunirse con Zuckerberg y por esta razón llegó tarde a una cena con periodistas [y con la barba crecida, el comentario frívolo]. Este anecdotario del Mobile World Congress ¿qué significa? Que las OTT han logrado condicionar la discusión sobre el rumbo de Internet. Lo han hecho evitando la confrontación y ofreciendo colaboración [el contexto del debate sobre la neutralidad en la red sin duda ayuda a que así sea]. Dicho de otro modo, los operadores han perdido la iniciativa. Continuará


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons