publicidad
  14/12/2015

Eric Cador

Presidente de Lenovo para Europa, Oriente Medio y África

Esta conversación tuvo lugar en Barcelona, donde Eric Cador, presidente de Lenovo a cargo de la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África) participaba de una conferencia de la consultora Canalys. Posteriormente, la publicación de los resultados financieros de la compañía al cierre del segundo trimestre de su año fiscal 2015/2016, han confirmado que sus cuentas empiezan a enderezarse. Aunque… sigue cayendo el mercado mundial de PC, en el que Lenovo encabeza el ranking, pero finalmenteha ha concluído la reestructuración a marchas forzadas para digerir dos costosas adquisiciones: Motorola Mobility – durante un tiempo propiedad de Google – y la división de servidores x86 de IBM.

Eric Cador

Eric Cador

La imagen pública de Lenovo se asocia a sus PC y tabletas, y entre las misiones de Cador está la de reforzar la marca en productos adyacentes, en los mercados de los que es responsable. “Ahora puedo decir que tenemos todos los dispositivos capaces de conectarse a la nube, y los que soportan los servicios en la nube”, se arrancó, nada más sentarse.

La notoriedad de Lenovo, al menos en Europa, se debe a una de sus varias facetas, como marca de PC […]

Lenovo ha pasado hace tiempo de ser una empresa que sólo vendía PC a apoyarse en múltiples líneas de negocio, y esto es lo que define nuestra estrategia actual y futura. Nuestros productos van desde un smartwatch hasta una gama de servidores para centros de datos, pasando por los móviles. Algunos competidores sólo venden móviles, otros sólo venden PC [….] y hay quienes sólo venden servidores. Puedo decir que Lenovo tiene todos los dispositivos capaces de conectarse a la nube y también los servidores que soportan los servicios en la nube.

publicidad

Lenovo es líder mundial del mercado de PC, aunque no en Europa, y en parte es culpa suya por haber sido directivo de HP [risas]. Por no hablar de España. ¿Cómo ve la situación actual?

Los últimos seis meses han sido duros para todos: las ventas han caído un 20% en números redondos, con respecto al año anterior, y por los datos que tengo, el cuarto trimestre no está siendo bueno, globalmente. Volverá a crecer, creo que lentamente: tenemos por delante dos o tres trimestres tan duros como los anteriores. Pensamos que el 2016 será un mejor año, pero…

¿Es este su pronóstico para el mercado europeo?

El de Europa Occidental, para ser preciso. En los países emergentes de mi geografía costará más volver a arrancar el motor: Windows 10 está teniendo una mejor recepción entre las empresas que entre los consumidores, al revés de lo que solía ocurrir con las versiones anteriores de Windows en los primeros meses de su existencia. Mi impresión personal es que se está embalsando demanda para el año próximo.

Por lo que se ve, no es culpa de las tabletas, que también están cayendo […]

Recordará que hace pocos años mucha gente decía – y algunos periodistas escribían – que el PC estaba condenado, que las tabletas lo matarían en poco tiempo. Ahora, la misma gente dice o escribe lo contrario. Ni una cosa ni otra: nada es tan simple. Puede que dentro de un par de años, el producto que hoy llamamos tableta habrá evolucionado hacia otros formatos, como ya vemos con los 2-en-1, una categoría que es un porcentaje significativo del mercado. ¿Son portátiles? ¿Son tabletas?

Ese es un lío estadístico. IDC cuenta como tabletas una parte de los 2-en-1 […] Según usted, ¿son portátiles o son tabletas?

No me preocupa lo más mínimo. Si el mercado crece, ya encontrarán la manera de contarlos; lo que me importa es que crezca. Imagine que Lenovo fabricara coches: nunca vendería un cabriole diciendo que es un monovolumen. Algunos de nuestros competidores tratan de convencer a los consumidores de que una tableta hace lo mismo que un PC, pero eso porque no tienen una familia completa de dispositivos, como la que sí tiene Lenovo. ¿Qué diferencia hay entre un smartphone de 5,7 pulgadas y una tableta de 6 pulgadas? Si la dotamos de capacidad telefónica, se acaba la discusión.

Microsoft ha sacado el Surface Pro 4, en una categoría donde Lenovo y otras marcas están presentes…

Me parece un gran producto, pero no es mejor del que Lenovo creó hace tres años y que desde entonces ha seguido evolucionando. En el mercado del PC, estamos en la gama alta con portátiles difíciles de superar, y somos una marca fuerte en la gama baja; sólo tenemos cierta debilidad en la parte media del mercado, pero esto tiene arreglo.

Para reforzarse en los smartphones, a principios del 2014 Lenovo compró Motorola Mobility, pero la suma de las dos marcas está resultando inferior a la que en teoría hubiera sido antes de la adquisición. Porcentualmente sólo ha avanzado seis décimas de cuota ¿Ha merecido la pena?

Lenovo es una marca de smartphones desde hace bastantes años, aunque poco conocida en algunos países europeos, como España. En 2014 compramos Motorola, y en julio de 2015 decidimos alinear las dos organizaciones, con una reducción de costes estimada en unos 900 millones de dólares.

No dudo de que los costes son importantes, pero las ventas deberían sumar…

La marca Lenovo está implantada sobre todo en mercados emergentes, mientras que Motorola conserva una muy buena reputación en el mundo desarrollado, tanto en Estados Unidos como en Europa. Este va a ser su papel en el futuro próximo.

¿Cómo van a combinarse las dos marcas?

Hemos lanzado hace poco la nueva imagen de marca de Lenovo: es cool, fresca, joven… y es el nombre de la compañía. Por primera vez, este año Lenovo ha entrado en el ranking de las 100 primeras marcas globales. De otro lado, Motorola aporta una historia muy rica, por lo que vamos a mantener y afianzar la marca, pero en absoluto significa que vaya a eclipsar la marca Lenovo en los smartphones.

Los servidores son otro capítulo delicado en la estrategia…

Ya hemos completado la integración de la división que compramos a IBM el año pasado. Nos ha llevado tres trimestres integrarla, y no creo que hubiera podido hacerse más rápido. Era de prever que durante la transición perderíamos cuota, pero ya estamos creciendo […]

En junio del año pasado tuve ocasión de entrevistar a Gerry Smith, quien dijo esperar una rápida integración ¿Por qué ha tardado tanto?

No ha sido tanto. Si usted habla con cualquiera que fuera cliente de los servidores de IBM, todos le dirían lo mismo: excelente tecnología, demasiado cara. Cuando nos hicimos cargo, nos propusimos mantener la excelencia de la tecnología e insertarla en aquello que desde siempre ha sido una fortaleza de Lenovo, la capacidad industrial y de logística. Ahora, los servidores de la arquitectura x86, que antes fueron de IBM, se fabrican en una planta de Lenovo en China, lo que nos ha permitido bajar los costes significativamente; ahora somos muy competitivos, y el mercado lo está descubriendo.

Entretanto, la competencia ha ganado espacio…

En ese segmento concreto de servidores, el mercado está muy concentrado: los tres primeros suman más del 80% de las unidades. Lenovo tiene lo que hay que tener para competir: tecnología, cadena de suministros, precio, velocidad, marca… debería ser sencillo, ¿no? Pero en la práctica es complicado: ya quisiéramos no haber perdido cuota durante la transición, pero estos procesos requieren un orden. Y tiempo: han sido nueve meses.

Volviendo a los PC: Tierry Myerson, de Microsoft, me ha dicho que Windows 10 acelerará la renovación del parque de PC, en el que hay un alto porcentaje de equipos obsoletos.

Rezo para que así sea […]

Lo dice como si fuera un milagro.

[risas] No. Seriamente: Windows 10 puede acelerar la migración de una parte de la base instalada de PC,… pero para que eso ocurra, a los usuarios de PC hay que darles algo más que un excelente sistema operativo. Un buen estímulo sería la combinación de los nuevos formatos y diseños con Windows 10, esto es lo que he querido decir.

¿No es una limitación que Lenovo sea conocida como marca de hardware, cuando la industria trata de abrirse al software y los servicios como fuentes de ingresos?

No hay duda de que somos una compañía de hardware, y orgullosa de serlo. Es cierto, sobre todo en el mercado empresarial, que algunos competidores venden otras cosas además de hardware. Su pregunta nos llevaría a otra: ¿tenemos que empaquetar software con nuestros dispositivos? O bien, ¿a qué tipo de acuerdos hemos de llegar con los fabricantes de software? Es prematuro decirlo, pero en algún momento tendremos que plantearnos el modo de tener una oferta de soluciones para la empresa, todavía más amplia de la que tenemos hoy.

[publicada en La Vanguardia el 6/12]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2019 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons