publicidad
  17/05/2021

Continuidad al timón de VMware

Rangarajan ´Raghu` Raghuram será el nuevo CEO de VMware, reemplazo de Pat Gelsinger, quien dimitió en enero para convertirse en CEO de Intel. El consejo de la compañía ha descartado la candidatura de Sanjay Poonen, presunto favorito de analistas e inversores. Como era de esperar, Poonen no ha tardado en comunicar que abandonará VMware de inmediato. Sin excluir nuevos movimientos, se da por cerrado un período febril en el seno del equipo directivo, iniciado en diciembre con la fuga de Rajiv Ramaswami, ahora CEO de Nutanix. Resulta bastante difícil separar esta seguidilla de la incertidumbre ante la recomposición de capital orquestada por Michael Dell, que debería consumarse en el último trimestre.

Raghu Raghuram

publicidad

Como si quisiera despejar de entrada equívocos, en la primera entrevista tras el anuncio de su elección, Raghuram ha creído oportuno declarar que “la perspectiva de que VMware se convertirá pronto en una compañía independiente [aunque Dell será presidente del consejo] nos facilitará los vínculos con otras empresas que hasta ahora difícilmente hubieran estado dispuestas a compartir estrategia con VMware”.

La elección de Raghuram ha sorprendido a la mayoría de los observadores, que daban por segura la promoción del muy carismático Poonen, de quien se comenta que muy pronto reaparecerá en escena como CEO de otra compañía del sector. Desde luego, Raghuram no tiene una reputación comparable, pero garantiza la continuidad de la estrategia tecnológica de una compañía en la que ha trabajado los últimos 18 años. En los últimos meses ocupaba la dirección operativa de productos y servicios cloud, en sustitución de Ramaswami.

Durante años, VMware ha ido desplegando una cartera de capacidades que le han permitido virar desde su fortaleza en el datacenter hacia los varios frentes abiertos por el modelo cloud y la irrupción de los contenedores. La compañía se ha rearmado con adquisiciones, algunas de ellas decisivas en su cambio de perfil.

Ha sido fundamental la alianza con Amazon Web Services (AMS). Lo recalcaba Raghuram antes de conocer su futuro, en una conferencia organizada por Morgan Stanley: “AWS es nuestro socio preferido”. Desde que empezaron a trabajar juntas en 2016 la relación entre ambas no ha hecho más que afianzarse.

VMware también trabaja con otros hyperscalers, con la diferencia de que a estos les suministra toda su pila de software y luego colabora en ponerlo en funcionamiento, mientras que con AWS ejecuta directamente el servicio. Desde 2017 ha incorporado nuevas capacidades que tratan de simplificar (y amortiguar) el salto que lleva desde on-premise a cloud. Según su argumentario, ejecutar cargas de trabajo de VMware Cloud en AWS es un 50% más rápido y un 50% más barato que ejecutarlas de modo nativo en AWS.

Algo que sería realmente importante si, como ha dicho Raghuram, un 80% de las cargas de trabajo ya se están ejecutando en una máquina virtual o en un contenedor de VMware. En cuanto a los otros colosos de la nube, seguirá colaborando con Azure, Google Cloud y Oracle, además de un flirteo intermitente con Alibaba.

En cuanto a la amenaza real o supuesta que planteaban los contenedores, ha quedado neutralizada con el lanzamiento de Tanzu, un abanico de productos y servicios construidos tras integrar varias adquisiciones y que permite desarrollar aplicaciones cloud nativas ejecutables con Kubernetes. De esta manera, VMware ha plantado cara a un rival potente llamado OpenShift, caballo de batalla de Red Hat [ahora parte de IBM Cloud].

Por cierto, en la entrevista mencionada, le preguntaron por la ruptura de relaciones con Nutanix tras la deserción de Ramaswami. Su respuesta merece reproducirse: “lo que quieren los clientes es vivir en la era multicloud, modernizar sus aplicaciones y su infraestructura, migrar cargas a la nube y sentirse seguros. Nutanix se solapa con una mínima parte de nuestro portfolio, HCI [infraestructura hiperconvergente]. Somos el líder de ese mercado y vamos a seguir compitiendo vigorosamente para defender ese liderazgo”

Hasta aquí, la estrategia diseñada por Gelsinger ha funcionado: en palabras de Raghuram, Tanzu está superando las mejores expectativas de la compañía, con el matiz de que “al menos el 30% o más del negocio generado por Tanzu reside en la nube pública, lo que demuestra el alto valor de nuestra proposición multicloud

Con estos antecedentes, en el último tramo del mandato de Gelsinger, la compañía ha dado otro giro para convertir a VMware Cloud en una puerta de enlace para la implementación y administración de múltiples nubes. Lo que a efectos prácticos venía siendo una prolongación de la nube pública para plataformas privadas, se presenta ahora como una consola en la nube unificada.

Para ello, se han reagrupado los servicios de administración de aplicaciones orientadas a la nube pública en dos bloques: Tanzu para la implementación de las basadas en contenedores y VMware Cloud Foundation bajo una  nueva plataforma distribuida multicloud, denominada VMware Cloud cuyo fin es permitir que las empresas aceleren sus esfuerzos de modernización en cualquier nube o en el datacenter así como en el edge.

Esta propuesta estará disponible para clientes de VMC on AWS en el primer trimestre del año fiscal 2022, de modo que los clientes puedan mover sus vigentes licencias on-premise. Dejando claro, eso sí, que los planes pasan por incorporar a Microsoft Azure y Google Cloud a la misma iniciativa. Es menos probable que ocurra lo mismo con los proveedores de servicios adheridos al programa VMware Cloud Provider.

Este golpe de timón incluye una jugada susceptible de descolocar a sus rivales en pleno auge de los modelos de suscripción y/o pago por uso. Se trata de la opción Cloud Universal, con la que establece un sistema de créditos convertibles. Si un cliente antiguo contaba con una licencia de VMware a largo plazo – basada en vSphere – ahora podrá reconvertir su remanente de tiempo en créditos para saltar al modelo cloud.

Supone VMware que esta flexibilidad dará oportunidad para que esos clientes fieles puedan acelerar su migración a la nube híbrida sin esperar a que expiren sus licencias. Y si cambian las necesidades de la empresa o incluso las aplicaciones, los créditos se podrán reasignar a discreción. Esto lo decía Raghuram en su cargo anterior.

Complementando esta fórmula, la compañía californiana ha presentado su Cloud Console para supervisión y gestión de toda la infraestructura de VMC allá donde esté (on-premise, cloud o edge) y su App Navigator para evaluar y priorizar las iniciativas de transformación de aplicaciones.

Es obvio que el nuevo CEO se identifica completamente con la estrategia descrita, por lo que está asegurada la continuidad. En la era postGelsinger, VMware seguirá su rumbo tratando de ser un actor relevante a la vez en entornos multicloud como en la modernización de aplicaciones vía contenedores. Se trata de dos frentes que han corrido a la par, pero cuyo destino final debería converger.

Al mismo tiempo, no debería pasarse por alto el peso que está adquiriendo en la estrategia de VMware uno de sus verticales más dinámicos, los operadores de telecomunicaciones. Ha sido para ellos un suministrador histórico de virtualización y no renuncia a serlo en la naciente era del edge y 5G. Será, esperan sus directivos, una fuente de negocio en los próximos años.

Pero VMware no ve en las redes 5G sólo un salto generacional sino la convergencia entre aplicaciones concebidas para un centro de datos y las que nacen a partir de funciones de red. Así lo relataba a este blog Shekar Ayyar cuando todavía era máximo responsable del negocio de VMware con las telecos. Hace poco, sin relación aparente con los otros movimientos corporativos, Ayyar ha dejado la compañía para montar una empresa de capital riesgo orientada a invertir en este campo de actividad. Contactos no le van a faltar.

Por cierto, VMware presentará sus resultados trimestrales el 27 de este mes, ocasión que permitirá aquilatar la herencia que recibirá Raghuram al asumir su nueva responsabilidad el 1 de junio.

[informe de David Bollero]


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons