publicidad
  3/11/2020

Sanjay Poonen

Chief Operating Officer de VMware

Este año, por primera vez desde 2012, Barcelona no ha sido anfitriona de la conferencia europea de usuarios de VMware. Tampoco Las Vegas ha podido acoger la edición americana. Ambos eventos se han fundido en uno virtual, que ha atraído a más de 120.000 personas registradas. Al día siguiente, el autor de este blog pudo conversar por videoconferencia con Sanjay Poonen, COO de la compañía californiana. Desde esta posición le ha tocado pilotar el viraje de los últimos años. Además de convertirse en socio necesario de los seis grandes proveedores de cloud pública ha remozado su oferta tratando de encabezar la corriente de modernización de las aplicaciones con la tecnología de contenedores.

Sanjay Poonen

publicidad

VMworld 2020 ha sido pletórico en novedades. ¿Cuáles han sido las dos o tres más importantes, en su opinión?

No es fácil decidirse. Pero ya que lo pregunta, mis favoritas han sido tres.  Número uno: el acuerdo con Nvidia para democratizar los centros de datos mediante la incorporación de la Inteligencia Artificial. Estamos encantados de haber llegado a una fórmula de trabajo en común con Jen-Hsun Huang, a quien conocemos desde hace años. Habíamos hecho algunas cosas juntos, de carácter táctico, pero ahora se trata de una estrategia de gran calado. Para VMware, el acuerdo reside en que se convierte de hecho en una suerte de sistema operativo de la nueva generación de centros de datos.

Luego hablaremos de ello, pero me ha dicho que sus novedades favoritas han sido tres.

Hemos dado un salto en nuestras capacidades en materia de seguridad, como consecuencia de la adquisición de Carbon Black el año pasado: actualmente protege las cargas de vSphere en modo agentless, algo que no se había hecho en esta industria; lo que hemos anunciado estos días es lo que llamamos Distributed Workforce Security con el objetivo de que la fuerza laboral que, debido a las circunstancias, trabaja desde sus casas, disponga del mismo rango de seguridad que si estuviera en sus oficinas, con un acceso ligero a las aplicaciones SaaS desde un portátil. En relación con esto, hemos anunciado un acuerdo con Zscaler, que en mi opinión es la mejor compañía en seguridad web, con la que integramos todo nuestro stack de Carbon Black y Workspace ONE en su gateway, de manera que ofrecemos protección tanto a las cargas como a la fuerza de trabajo distribuida. Y luego, el tercer punto no es exactamente un anuncio sino el progreso de nuestra estrategia multicloud.

Ya sería difícil añadir más acuerdos con hyperscalers teniendo en la lista a AWS, Azure, Google Cloud, IBM, Oracle y Alibaba […]

No hablo de añadir sino de perfeccionar los acuerdos que tenemos con esos seis grandes proveedores cloud. Creemos que la aceptación de que goza VMware en los entornos on-premise no necesita ser demostrada y que lo mismo puede decirse del mundo cloud.

Me pido una pausa para digerir la respuesta [risas]. VMware ha comprado tres o cuatro decenas de empresas en pocos años. En este momento, compañías sin un pedigrí demostrado están carísimas. Por ejemplo, pienso en Snowflake, que tras salir a bolsa ha subido hasta alcanzar una  capitalización más alta que la de VMware. Así las cosas, no sé si VMware podría permitirse una  línea de crecimiento no orgánico

No creo que VMware haya comprado demasiadas compañías, al menos si la comparo con otras de nuestro tamaño: 11.000 millones de ingresos, 60.000 millones de capitalización. Tampoco hemos hecho tantas adquisiciones grandes, de más de 1.000 millones de dólares, como sugiere la pregunta. El objetivo, en todo caso, ha sido siempre el mismo: avanzar en nuevos mercados o en nuevas áreas que podían abrirle otras perspectivas. Por ejemplo, en networking, hace ocho años VMware compró Nicira; hace seis años, Airwatch; en 2019, Carbon Black y Pivotal. Cuatro grandes en 21 años no me parecen muchas.

Algunas adquisiciones más pequeñas de VMware han sido relevantes

Sí, como Heptio, que nos ha metido de lleno en Kubernetes facilitando el lanzamiento de Tanzu. En mi opinión personal, puedes equivocarte al comprar una empresa pequeña, pero las grandes adquisiciones son más susceptibles de crear problemas, bien porque has pagado más de la cuenta o porque algunas valiosas acaban marchándose. Dicho esto, creo evidente el acierto de las adquisiciones de los últimos siete u ocho años […]

O sea desde que Pat Gelsinger es el CEO de VMware, en otras palabras

Estoy convencido de que VMware hoy no tendría un negocio de networking de no haber comprado Nicira y no tendría – o le hubiera costado mucho construirla – una oferta escalable para el puesto de trabajo sin contar con Airwatch. Estas dos operaciones han transformado la compañía y creo que lo mismo ocurrirá con Pivotal y Carbon Black. ¿Me preguntaba algo sobre Snowflake?

No, sólo como ejemplo de hipervaloración que probablemente encarecerá toda adquisición futura, al menos hasta que se produzca algún batacazo  

Hay muy buenas compañías cuya capitalización bursátil es más alta que la de VMware y no voy a discutir por qué. Zoom vale en bolsa el doble que VMware; usted ha mencionado a Snowflake. Nos encanta que tengan éxito, entre otras razones porque usan Workspace ONE y Carbon Black. Así como nosotros usamos Zoom internamente, ellos usan VMware internamente…

Me ha puesto en bandeja preguntar por la operación de spin out que según es público prepara Dell con su participación en VMware.

Poco puedo decir que no se sepa. Si se produce tal como lo ha sugerido Michael Dell, significará una maximización del valor para los accionistas de las dos compañías y, eventualmente, para sus empleados porque prácticamente todos somos accionistas. Procuro tener una visión de largo alcance: VMwate es una de las mejores compañías de esta industria. ¿Cuántas conoce que sean capaces de reunir 120.000 de usuarios en una conferencia virtual? Yo conozco sólo tres: AWS, Microsoft y Salesforce, además de VMware. La audiencia de VMworld 2020 ha sido comparable a un concierto de los Rolling Stones [risas]

Al margen de los aspectos financieros, ¿qué consecuencias operativas pueden esperarse de la escisión entre Dell Technologies y VMware?

No tiene por qué cambiar la manera de trabajar juntas. Hay dos comités que están analizando todos los aspectos posibles, con el fin de que se mantenga un partnership de interés mutuo más allá de una escisión accionarial. Tengo la convicción de que VMware retendrá su capacidad de ser independiente para hacer negocios con el resto de la industria, incluidos algunos competidores de Dell; la prueba es que ya lo hacemos con HPE y Lenovo.

Ya podemos volver a Tanzu. Tiendo a pensar que la confluencia entre Kubernetes y vSphere está prácticamente acabada. ¿Me lo confirma?

El núcleo de la proposición es que Tanzu esté en múltiples espacios donde creemos que tiene sentido.  En una red privada, que es aproximadamente el 90% de la cuota de vSphere. Sí, efectivamente, queremos integrarlo muy profundamente en vSphere, en esto consiste el Proyecto Pacifico. Están las cualidades de Tanzu en el edge computing, algo en lo que tienen interés muchos clientes, entre ellos las telecos, compañías en las que invertir en contenedores ha pasado a ser una pieza clave del futuro de 5G y OpenRAN. En tercer lugar, subrayo la faceta multicloud de Tanzu porque refuerza las oportunidades de migración. Una vez que los cimientos están en su sitio, ya se puede modernizar todo lo que hay dentro de la casa, obviamente me refiero a las aplicaciones. Ahora bien, ¿está acabado? Tenemos una hoja de ruta siempre abierta, porque en el software – como en la renovación de una casa – nunca se puede dar la obra por concluida.

¿Aspira VMware a liderar el emergente mercado de Kubernetes? Hay otros candidatos […]

De hecho, somos líderes en el mercado de contenedores para empresas. Seguimos un  enfoque modular que permite a los clientes empaquetar a su gusto. Es algo que RedHat ha intentado, pero desde luego no tiene una base de 85 millones de máquinas virtuales como la de VMware. Desde la adquisición de Heptio, dos de los creadores de Kubernetes, Craig McLuckie y Joe Beda, son directivos en VMware. Con ellos al frente del equipo, seguimos invirtiendo y seguimos innovando, es lo que intentamos transmitir en VMworld.

La primera vez que nos vimos fue en marzo de 2014. Hacía pocos meses usted acababa de llegar a VMware tras la adquisición de Airwatch. No he releído la entrevista pero creo que hablamos de digitalización del puesto de trabajo. Me gustaría conocer su visión actual, tras el impacto de la pandemia […]

En 2014 no había una multitud ocupándose de este asunto. La adquisición, que me tocó negociar, abriría una ventana a VMware, un negocio de más o menos 1.000 millones. Pero el mercado estaba muy condicionado por los dispositivos. Ya hace seis o siete años pensábamos que la oportunidad consistía en dotar al puesto de trabajo de tres atributos: gestión, experiencia y seguridad.

Seis o diete años después, ¿qué distingue Workspace ONE?

Que simplifica radicalmente la experiencia tanto en la gestión como en la seguridad del puesto de trabajo distribuido. Fundamentalmente hemos cambiado el modo de concebir la seguridad del endpoint. Tras la compra de Carbon Black, podemos hacerlo en el puesto de usuario o en el servidor sin instalar un agente. Esto permite plantearse la seguridad de otra manera. Nos causa mucha satisfacción que Gartner haya situado a VMware como líder en su cuadrante de gestión del endpoint.

¿Fue una de las razones de la adquisición de Carbon Black?

Sí, sin duda. Para nosotros, la seguridad está presente en diversas áreas y Carbon Black nos confiere una visión que llamamos Zero Trust. En primer lugar, está la seguridad de la red, que cubrimos con NSX, que seguramente ya conoce y ha evolucionado como plataforma única para cuatro áreas: datacenter, networking, firewall y SD-WAN. En cuanto a Carbon Black, está orientado al endpoint  y a las cargas de trabajo. En materia de seguridad cloud, hemos anunciado el acuerdo con Zscaler y otro con Okta, especialista en identidad.

Algunos analistas han sugerido que el acuerdo con Amazon Web Services de 2016 podría situar a VMware en una posición de dependencia. No estoy seguro de que esto interese mucho en España, pero me gustaría conocer el grado de preferencia que se otorga a AWS por delante de otros proveedores cloud.

En el mundo on-premise tenemos acuerdos con Dell, HPE, Lenovo, Cisco y NetApp desde hace muchos años y nadie nos ha reprochado preferencia alguna. No sólo trabajamos con los llamados hyperscalers: también con  proveedores europeos, como Telefónica, Deutsche Telekom o OVH, además de otros que usan nuestro stack de software en sus nubes privadas y gestionadas o con formatos de  cloud pública. En lo que se refiere a los seis grandes de la nube, es evidente que individual o colectivamente suman una capacidad de inversión que no tiene VMware ni tampoco los fabricantes de hardware, pero todos forman parte de nuestro modelo de negocio. Le diré por qué somos un socio interesante para tanta gente. Porque tenemos 85 millones de máquinas virtuales instaladas.

Sí, pero esos analistas vienen a decir que en algún momento AWS o tal vez otro, podría seducir a unos clientes de VMware […]  

Ya veo por dónde va. Cuando una carga de una VM de VMware es movida a la nube pública, no queremos es que sea refactorizada. ¿Podrían hacerlo? Desde luego que sí, pero sería un despilfarro. No lo decimos por proteger nuestros ingresos sino porque nos consideramos idóneos para participar en la mudanza de esas aplicaciones a la nube pública. Ahora bien, ¿a qué se deben esos temores? Supongo que surgen porque AWS es el número uno en cuota de mercado y porque fue el primero de los seis acuerdos firmados por VMware desde nuestra visión de nube híbrida. Que tengamos una excelente relación con AWS no equivale a exclusividad. Me consta que Azure y Google Cloud están invirtiendo en centros de datos en Europa, por lo que nos reaseguran de que los clientes que quieran contar con VMware en su tránsito a la nube pública puedan confiar en ello.


Contacto Suscríbete RSS


Sobre el autor. Copyright © 2021 El dominio norbertogallego.com es propiedad y está administrado por Diandro SL. B85905537. Creative Commons